GARANTÍA DE CALIDAD

Somos la primera empresa europea en certificar el primer eslabón de la cadena alimentaria: las ganaderías.
Contamos con la máxima certificación internacional a nivel de seguridad alimentaria, la norma UNE-EN ISO 22000:2005, que actualmente tenemos implantada en las instalaciones industriales de FEIRACO LÁCTEOS y en 9 explotaciones ganaderas. Consulta nuestra Política de Calidad y Seguridad Alimentaria.

CERTIFICACIONES DE CALIDAD

Los sellos recibidos avalan la calidad de nuestro método de producción y nuestros productos.

GALEGA 100%

Concedida por la Asociación Laboratorio Interprofesional Galego e Análise do Leite (LIGAL), garantiza que la materia prima utilizada para la elaboración de la leche y todos los productos derivados procede exclusivamente de las explotaciones inscritas en el Registro de Explotaciones Lecheras de Calidad Diferenciada.

AENOR HUELLA DE CARBONO

Las granjas de nuestra cooperativa en las que se produce leche Únicla, son las primeras en España en obtener la certificación en protección integral del medio ambiente y conseguir reducir un 20% su huella de carbono. La certificación se refiere al análisis completo del ciclo de vida del proceso productivo de la leche Únicla, siendo uno de los escasos ejemplos de este tipo.

GALICIA CALIDADE

Distingue a los productos gallegos de la más alta calidad. Para el consumidor, la marca Galicia Calidade no sólo garantiza el origen gallego del producto, sino que es un aval de confianza, prestigio y calidad. Marcas certificadas de CLUN: Feiraco y Únicla.

ISO 22000. GRANJAS

Las granjas de nuestra cooperativa han marcado un hito sin precedentes en Europa, siendo las primeras en recibir la certificación del primer eslabón de la cadena alimentaria: el productivo, garantizando la seguridad alimentaria. Este reconocimiento te garantiza como consumidor la más alta calidad de nuestros productos lácteos.

BIENESTAR ANIMAL

Las granjas Únicla de CLUN son las primeras en Galicia en ser reconocidas con el certificado de conformidad Bienestar Animal. Esta certificación evalúa, además de las instalaciones, diferentes parámetros de los animales, basados en 4 principios: alimentación, alojamiento, estado sanitario y comportamiento de las vacas.